LOS ACTORES SIGUEN LUCHANDO POR SUS DERECHOS, EL CASO DEL DESPIDO EN LA “ORQUESTA DE SEÑORITAS”

El 27 de agosto del 2012, Luis Pérezagua, actor de la obra “Orquesta de Señoritas”, dirigida y producida por Juan Carlos Pérez de la Fuente, fue ingresado e intervenido quirúrgicamente de una apendicitis aguda gangrenosa. Se incorporó al cabo de una semana a la función, pero el 9 de septiembre volvió a ser ingresado en el hospital hasta el 18 de ese mes. El 17 recibió una carta de la productora de Juan Carlos Pérez de la Fuente donde se rescindía el contrato, ateniéndose a la cláusula décima del mismo donde se estipula que una de las causas de fuerza mayor es la enfermedad del artista en tal grado que impida el desarrollo del espectáculo.

Cualquier cláusula de un contrato que vaya contra la Constitución, El Estatuto de los Trabajadores, El Convenio colectivo, etcétera ES NULA, por mucho que lo hayamos firmado. Y vale para cualquier tipo de contrato donde estampemos nuestra firma.
Despedir a un trabajador por el simple hecho de enfermar conculca el derecho a la protección de la salud, según el artículo 81 del Código de Trabajo, donde se establece que un empleado sólo puede ser despedido si se niega a tomar las previsiones necesarias o seguir los procedimientos indicados para evitar accidentes o enfermedades.

Despedir a cualquier empleado por padecer alguna enfermedad es un acto de discriminación y es ilegal.

Luis Pérezagua denunció a la empresa, y el 18 de julio del pasado año, se celebró un juicio que le ha dado la razón.
Gracias, Luis. Por no ceder al miedo y enseñarnos el camino para defender los derechos de actores y actrices en estos momentos tan complicados.

Deja un comentario