“¿Qué trabajo no es difícil? Doy gracias porque el mío, además, es mi pasión” Natalia Millán

Ayer 24 de noviembre, tuvimos el placer de recibir a la fantástica actriz, bailarina y cantante Natalia Millán en nuestro “Cara a Cara” con la profesión en la sede de la Unión. Conducido por Alberto Vázquez, Secretario de Cultura de la Unión, Natalia compartió con los afiliados y afiliadas su experiencia personal y la no siempre fácil trayectoria que le ha llevado a ser la intérprete consagrada que es hoy.

Repasando su carrera, Natalia explicó que desde bien pequeña ya sentía la vocación por ser intérprete: “tenía claro que quería ser actriz, empecé como figurante con 14 o 15 años”. Y desde entonces no dejó de intentarlo: “he hecho de todo desde que empecé, la clave es entregarse siempre a muerte, da igual si el proyecto te parece bueno o muy malo". Y sin embargo, confesó “seguir sintiendo todavía los mismos miedos” que cuando comenzó.

Sobre la precaria situación actual de la profesión, Natalia resaltó la importancia que tiene la Unión de Actores y Actrices: “es una organización fundamental, ya que nuestras vidas y nuestras condiciones de trabajo son diferentes a cualquier otra profesión y necesitamos quien nos defienda”.

En este sentido, hizo especial hincapié en denunciar la discriminación que viven las mujeres actrices en el mundo y especialmente en nuestro país. Natalia se preguntaba: “Si en España el público de teatro es mayoritariamente femenino, ¿cómo es posible que las actrices sigamos relegadas a un segundo plano sobre los escenarios?”. E hizo un llamamiento a todas las mujeres que trabajan en la cultura: dramaturgas, bailarinas, artistas, intérpretes…  para empoderarse y tomar el lugar que deben ocupar por derecho.

A la pregunta sobre la exposición mediática y cómo lidiar con la popularidad,  Natalia reconoció no sentirse cómoda con la fama: “como en todas las profesiones, en esta también se aprende a base de golpes, pero los nuestros los ve todo el mundo”. “En cualquier caso, es algo consustancial a nuestra profesión, debemos respetar a quien nos da de comer”, afirmó tajante. Sobre la crítica, Natalia reconoció que intenta evitar leerlas, las buenas y las malas: "Es tan peligroso creerse las críticas negativas como creerse las positivas".

En cualquier caso, la actriz y bailarina explicó que nunca se ha sentido arrepentida de nada a lo largo de su carrera: "¿Y qué trabajo no es difícil? Doy gracias porque el mío, además, es mi pasión". Y recordó con especial cariño a todos los intérpretes con los que ha trabajado hasta ahora: "Mis mejores maestros han sido mis compañeros, tanto los mayores como los jóvenes".

Nosotros te damos las gracias por ser nuestra maestra, Natalia.

(Mira aquí las fotos del encuentro)

Los “Cara a Cara” vuelven el próximo 15 de diciembre, en esta ocasión con una de las trayectorias más brillantes de nuestro país, la prolífica actriz Silvia Marsó. ¡No te lo pierdas! Si eres afiliad@ reserva aquí tu plaza, el aforo es limitado.

Deja un comentario